Querer no es los mismo que poder

Adoro hablar de zapatos, pero estoy tan liada que no puedo parar ni cinco minutos para escribir.

Me he metido en un nuevo proyecto que me hace mucha ilusión, pero claro si quieres hacer bien las cosas tienes que dar la máxima dedicación y entusiasmo. Ninguna de las dos cosas me falta pero cuando llega la noche estoy exhausta.

Por muchos motivos he decidido vender mi casa, mi preciosa casa. Colgaré un vídeo por si alguien quiere verla.

Hasta pronto,
ana