Category Archives: Care / Cuidados

Yo, Nivea para casi todo!

Nivea pero la de la caja azul! Es una crema multiusos: hidratación intensiva de pies, codos y rodillas. Cuando hace mucho frío le pongo un poco de crema en las mejillas a mi hijo pequeño. Limpio bolsos y chaquetas de piel. Y una amiga la usa para limpiar el sofá de piel y le funciona!

Pero el uso estrella se lo lleva la limpieza de mis zapatos de piel. 

Limpiar mis zapatos es algo que no me gusta hacer deprisa, siempre busco el mejor momento del día para hacerlo con la dedicación que se merece. 

Antes de empezar paso un trapo seco para retirar el polvo y la suciedad. 

Aplico un poco de crema con un paño de algodón, prefiero ir cogiendo según necesite, y con movimientos circulares froto muy suave por todas las partes del zapato, también el tacón si está forrado de piel. 

Pasados unos minutos vuelvo a frotar con un trapo limpio y seco para retirar los restos de crema.

El resultado es espectacular, hidrata y no altera el color.

Antes de guardar los zapatos en la caja, me aseguro que la suela está seca y limpia. En caso que esté mojada apoyo los zapatos en el zócalo dejando que pase el aire y sobretodo los alejo de los radiadores (hace tiempo escribí sobre ello). Para limpiar las suelas utilizo un cepillo.  

Para cuidados específicos uso otros productos y siempre pido consejo a un profesional, esto merece un post.

Normalmente reutilizo las sábanas viejas de algodón, hago retales en varios tamaños, son suaves y no dejan pelusilla.

 

PS: encontré en Rossmann (Berlin) Nieva Creme en formato tubo, estoy encantada con este tipo de envase, muy práctico e higiénico.

Los diez mandamientos de los zapatos (extra)

A partir del próximo lunes escribiré los diez mandamientos de los zapatos, pero ahí va uno extra:

Nunca te pongas (solo si es imprescindible) tus mejores zapatos en un día lluvioso, pero si la lluvia te pilla por sorpresa cuando llegues a casa sécalos con un trapo de algodón, pon dentro papel absorbente de cocina, colócalos en un lugar seco y alejado del calor, elévalos para que las suelas se sequen muy bien, por ejemplo apóyalos en el zócalo y sobretodo no te los pongas o guardes hasta que estén bien secos. No te olvides de aplicarles la crema que utilices normalmente o si si te ha acabado crema Nivea de la caja azul.